Prestamos servicios de asesoramiento financiero independiente y gestión discrecional de carteras

Afi Global FI

Informe de mercado

Mayo de 2021

Nueva mejoría en el frente sanitario asociada al avance de la vacunación, ahora en el Área euro, al tiempo que se confirma la eficacia de las vacunas para contener los contagios y para evitar los efectos más negativos de la pandemia en la salud. Se reducen las medidas restrictivas de movilidad, con un claro efecto positivo sobre la actividad económica.

En esta ocasión ha sido la OCDE quien ha mejorado sus previsiones de crecimiento económico, en concreto, en dos décimas para 2021 (+5,8%) y en cuatro para 2022 (+4,4%). Sólo Francia y Japón (recorte de una décima) y, sobre todo India (-2,7%, hasta el 9,9%) empeoran la previsión de crecimiento.

Es en el frente de la inflación donde se observan los cambios más importantes. El efecto base interanual de la energía ya está presionando al alza el crecimiento de los indicadores de precios, hasta cotas máximas de los últimos años. El repunte de los componentes subyacentes es significativamente menor, pero es obvio que hemos entrado en una nueva fase en lo que respecta a la inflación y, por lo tanto, a un potencial cambio en las políticas monetarias.
 


A pesar del repunte de la inflación, en mayo la curva de tipos del USD se ha relajado ligeramente (-5 pb el TNote a 10 años, hasta el 1,60%) y se mantiene en las cotas alcanzadas a principio de marzo. El tramo corto (TNote a 2 años sigue anclado en el 0,15%), por lo que se ha frenado el proceso de aumento de pendiente, sin llegar a los niveles de 2010 o 2014.

Es la curva europea la que parece que toma el relevo a la del USD en el proceso de tensionamiento, si bien de forma moderada, aunque sirve para alejarse gradualmente de los mínimos. La TIR del Bund alemán a 10 años alcanza el -0,19% (llegó a cotizar en -0,11% el 20 de mayo), frente al -0,80% observado en los peores momentos de la pandemia. La referencia a 30 años sigue repuntando y se sitúa en el 0,38% (el nivel pre COVID fue el 0,40%).

Algo más intenso el repunte de los tipos de interés de la deuda pública de la periferia UME, al menos en Italia. La referencia a 10 años escala 6 pb, hasta el 0,92% (llegó a tocar el 1,12%), por lo que el diferencial se amplia 3 pb hasta 110 pb (llegó a ser de 124 pb el 19 de mayo).

En el caso de España se mantiene en 68 pb, ante la mayor estabilidad de la TIR a 10 años (0,47%, después de llegar a tocar el 0,61%).

La TIR de España y Portugal permanecen unidas, al tiempo que la de Grecia e Italia.

Estabilidad de diferenciales, lo que confirma que parece difícil que volvamos a los mínimos pre COVID19 (a principios de diciembre llegó a 45 pb).

En HY el spread actual es 13 pb superior al del mínimo del 4 de diciembre y está 36 pb por encima del nivel pre COVID19.

Muy ligero repunte de diferenciales (+2 pb) que se traslada a la TIR. Persiste, por lo tanto, el gradual alejamiento de los niveles de rentabilidad desde los mínimos de diciembre, a pesar de la cesión de spreads.

La excepción vuelve a ser COCO, ya que cede en TIR (-4 pb, hasta 3,75%) en mayo (este activo se revaloriza un 2,5% en 2021).


Alzas generalizadas, aunque modestas (1,4%) en las bolsas mundiales. Corrección del Nasdaq (1,5%) y revalorización de Italia (+4,3%), España (+3,6%) y Canadá (+3,0%) como reflejo del comportamiento sectorial: caída de tecnología y alzas en ciclo/value.

En este sentido, value sigue corrigiendo la peor evolución de los meses atrás, revalorizándose en 2021 un 17,5%, frente a otras estrategias más defensivas como low volatility, cuya alza es mucho más modesta (+7,6% YTD).

Por sectores, Bancos recupera con fuerza (+6,4%) y vuelve a ser el sector más alcista en el año (+32,9%), seguido de Autos (+ 4,7% en mayo; +23,7% en 2021). En sentido contrario, Salud sigue mostrando una mala evolución (-1,0%) y su revalorización en 2021 es bastante modesta (+6,6%).

Fuerte recuperación de India (+6,5%) y China (+4,1%) lo que permite, a pesar de la caída del 2,8% de Taiwan, de una mayor revalorización de los emergentes (+2,1%). Fuerte alza de Frontera (+3,8%) que, permite prácticamente compensar el saldo anual (-1,1%).

La cesión de las bolsas a mitad de mes provocó un repunte del VIX que, obstante, fue de escasa intensidad (hasta 27,6%) y, sobre todo, de corta duración. A final de mes regresa a la zona de mínimos anuales y, de hecho, marca una cota inferior a la del arranque de mayo.

Persiste el atractivo de las estrategias de vega negativa (venta de PUT) si bien, como es lógico, ahora con menos retorno esperado que meses atrás. Consideramos que en el escenario central para 2021 es un nivel ligeramente por encima de la media. Además, asistiremos a repuntes de cierta intensidad con más frecuencia.

Apenas cambios en el USD/EUR, que se aprecia un 1,0% frente al EUR, hasta 1,2200 USD/EUR. En consecuencia, la ganancia desde principio de año es ahora del +1,1% (arrancó 2021 en 1,234 USD/EUR). El rango 1,22 - 1,25 parece válido para los próximos meses y las posiciones largas en USD responde en mayor medida al efecto cobertura que podría ejercer en caso de un deterioro en el entorno macro, geoestratégico o sanitario (en el que el USD se apreciaría).

Apreciación de GBP (+1,0%) que regresa a la zona de 0,8600 GBP/EUR (entre mediados de diciembre -0,93 GBP/EUR- y hasta finales de marzo -0,8500- se había apreciado un 8,7%).

Fuerte depreciación de la NOK (-2,7% en mayo) compensando gran parte de la apreciación YTD vigente hasta la fecha (que ahora es del 2,5%). También el JPY sigue perdiendo valor frente al EUR: 1,6 en mayo y 5,8% en 2021.

 



Nueva cesión tanto del EMBI como el CEMBI (-6 pb / -10 pb) en mayo que, si bien de forma gradual, permite acercarse a los mínimos preCOVID19.

Cesión de la TIR de la DP china. En el caso de la referencia a 10 años, de -8 pb hasta el 3,07%.
 


Las divisas emergentes se vuelven a apreciar vs USD (1,9%; YTD: -0,0%) gracias a, entre otros motivos, el encarecimiento de las materias primas. Pero éstas se revalorizan en los últimos meses en mayor medida que el EMCI. La apreciación del EUR frente al USD provoca que el saldo mensual del EMCI en EUR sea una depreciación del 0,2% (similar variación neta YTD). Recuperación del BRL contra el EUR (2,4%) y del ZAR (3,7%) y fuerte depreciación de TRL (4,0%) y CLP (3,2%).

RMB se aprecia frente al USD un 1,6% y permanece sin cambios frente al EUR (gana un 2,8% en 2021), con el consiguiente impacto en fondos de RF China sin cobertura del tipo de cambio (alzas del 4,5% en línea con la cesion de la TIR –ver página anterior).
 






Persiste el encarecimiento de las materias primas, aunque a un ritmo algo menor que en abril (+3,0% vs +8,0%). Ahora bien, la revalorización en 2021 se sitúa ya en la zona del 25% y del 75% respecto a hace un año. El alza en el petróleo es más intensa: +5,0% en mayo, +35% en 2021 y +200% frente a mayo de 2020. El oro y la plata retoman la senda alcista y se revalorizan un 12,4% y un 15% desde finales de marzo (la plata, de nuevo en zona de máximos y el oro a apenas un 8%).


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias obligatoras y de terceros opcionales con la finalidad de hacer que su navegación sea segura, hacer análisis estadístico de las visitas a la web y conocer su usabilidad.
Si desea más información o cambiar la configuración de su navegador, puede visitar nuestra Política de Cookies.
Pulse el botón "Rechazar cookies" o "Aceptar cookies" para confirmar que ha leído y aceptado la información aquí presentada.